Árbol de Vida

Centro holístico de psicología Gestalt

MUJERES Y SU AUTOESTIMA, CÓMO AUMENTARLA Y FORTALECERLA

Contacta Ahora por Whatsapp

Bienvenida, mi nombre es Silvia Ochoa, soy Terapeuta psicoemocional y si has llegado hasta aquí es porque estás en un momento bajo con tu autoestima.

Todos hemos pasado por altibajos con nuestra autoestima en algún momento, incluida yo. Seguramente alguna vez has escuchado decir a alguien “mi autoestima está por los suelos”, o “no me quiero nada”, esto me lo encuentro mucho en consulta, cuando le pregunto a mi cliente ¿Cuánto te quieres?, la mayoría de las veces la respuesta es “uiiii me quiero muy poco” “me falta autoestima”.

Sin darte cuenta, aprendes a vivir con ella y no pones atención en que puedes solucionar este problema y tener una mayor calidad de vida.

Te voy hacer unas preguntas para que puedas hacer una auto observación y reconocer cómo estás en este momento respecto a tu autoestima:

¿Buscas siempre el reconocimiento de los demás?

¿Siempre dudas cuando tienes que elegir o tomar una decisión?

¿Te cuesta decir NO o poner límites?

¿Sientes que te haces pequeña ante determinadas personas o conversaciones?

¿Tienes miedo a quedarte sola?

¿Te da miedo hacer el ridículo ante los demás?

¿Te torturas mentalmente con todo aquello que consideras que has dicho o hecho mal?

¿Tienes miedo a volver a caer en las mismas experiencias traumáticas que ya viviste?

¿Crees que no mereces amor o que te pasen cosas buenas?

¿Te cuesta expresar lo que sientes por miedo a lo que pensaran?

¿Crees que no puedes o no eres capaz de lograr muchas cosas que te gustaría hacer?

¿Sientes que no eres importante ni valioso como persona? ¿Que cualquiera es mejor que tú?

Si tu respuesta es sí a la mayoría de estas preguntas, siento decirte que tu autoestima es demasiado baja.

Una baja autoestima, con este tipo de pensamientos negativos hacia ti y actitud, es la base de muchos de tus problemas emocionales que se pueden prolongar en el tiempo y que acaban con síntomas de ansiedad, estrés, depresión, problemas de alimentación, celos, insomnio. Pues esto es lo que te ocurre cuando no estás donde no quieres estar o no haces lo que quieres hacer.

Una mala autoestima puede hacer que tu vida no sea lo plena que puede ser, y de tu autoestima y el amor que te tengas, va a depender todo tu alrededor, todas las parcelas de tu vida: tu pareja y relación de pareja, tu trabajo, la relación con tus amistades, tu relación familiar, con tus hijos. TODO VA A DEPENDER DE CÓMO TE SIENTAS CONTIGO MISMA Y DE QUÉ LUGAR TE DAS.

Por ejemplo si estás en una empresa y surge la oportunidad de ascender a un nuevo puesto de trabajo, donde vas a ganar 500€ más al mes, además de que el empleo te gusta más.

Si tienes mala autoestima, ni siquiera te vas a plantear presentarte al examen, o a la entrevista. Pensando de antemano que no vales para ese puesto y que no te van a elegir. Por lo tanto, estás perdiendo una oportunidad de mejora en tu trabajo.

Si tienes buena autoestima, te vas a presentar al examen, a la entrevista y tendrás la posibilidad de poder tener un mejor puesto de trabajo, con más satisfacción personal y ganando 500€ más al mes.

O si estás en una relación de pareja, que ya no te satisface, pero por tu mala autoestima piensas que no vales nada, que no eres atractiva, que no eres inteligente, que quien te va a querer, permanecerás en esa relación insatisfecha con las consecuencias que esto conlleva.

Sin embargo si tuvieras una sana y alta autoestima, podrás tomar la determinación de dejar esa relación para poder comenzar una vida nueva sola o abrir la posibilidad de encontrar una pareja que de verdad sea la persona que te satisfaga y que te acompañe en este camino de la vida con más plenitud

.

Desde mi punto de vista terapéutico, y desde mi experiencia con mi autoestima, la autoestima es la capacidad de que habites en ti, de que estés ahí, presente, momento a momento, en tu cuerpo y con tu sentir, en un pleno bienestar.

La autoestima es lo que tú te valoras a ti misma, el concepto que tienes de ti. En definitiva es la capacidad de quererte a ti misma.

Lo más importante es que si tú quieres, puedes llegar a tener una

“sana y equilibrada autoestima”.

Lo primero que tienes que saber es que tu autoestima cambia con los años, depende de tu edad, de tu situación…hay situaciones en las que seguro te has querido mucho, y otras en las que te has odiado mucho, dependiendo de lo que estés viviendo o te haya podido pasar.

Esa sana, buena o equilibrada autoestima se logra con dos procesos claves:

1. El autoconocimiento. Porque tú no puedes querer algo que no conoces, por lo tanto como no puedes querer algo que no conoces, lo primero es preguntarte a ti misma ¿Quién eres? Pero quien eres no significa a qué te dedicas, o qué haces en la vida, o si eres madre, o tía… es desnudarte, Ese autoconocimiento de ¿Quién eres? implica determinar 2 áreas, reconocer,

               1. Tu luz​

               2. tu oscuridad

Cuando llegas a este conocimiento, y dices: de acuerdo, esta soy yo, eres amable, generosa, amorosa, obsesiva, impaciente, ansiosa…

2. Llega el momento del proceso de autoaceptación, porque tú no puedes querer algo que no conoces y tampoco que no aceptas.

Algunos de los beneficios que conseguirás con una buena autoestima es que:

Sabrás decir No y poner límites.

Mejorarás la confianza en ti misma y ganarás seguridad.

Te querrás aceptando tus limitaciones.

Cambiarás lo que puedas cambiar que no te guste de ti.

Disminuirán tus miedos.

Serás más consciente de tus fortalezas y tus virtudes.

Podrás tomar decisiones por ti misma sin necesidad de aprobación.

Desaparecerán los síntomas asociados como ansiedad, estrés, depresión…

TE INVITO HACER ESTE EJERCICIO:

1.- Vas a hacer este ejercicio como un juego. Puede ser divertido, además de que estarás trabajando ya la autoestima.

¿Conoces esa voz interna que te acompaña cada día y que de vez en cuando te habla? Cuando en alguna situación te des cuenta de que “esa voz interna” te dice, no puedes hacerlo, no sabes, no eres lo suficientemente fuerte, etc… lo primero que tienes que hacer es ponerle nombre a esa voz, la mía se llama “pepito grillo”, intenta que el nombre que le pones no sea despectivo, cualquier nombre… Margarita, monstruo de las galletas, el vecino de arriba, y después de ponerle nombre trata de mantener una conversación con esa voz, ¿qué te dice? Pregúntale ¿Qué pretendes? ¿qué esperas de mi? ¿Tienes algún mensaje para mí? ¿Cuál es?...cualquier pregunta que te nazca preguntarle en ese momento. Intenta mantener una conversación sin pelearte, trata de llegar a acuerdos con ella.

Esta conversación la puedes mantener, tantas veces aparezca esa “voz interna”.

Cuando hagas por primera vez este ejercicio, puedes sentirte incómoda e incluso ridícula, piensa que esto está haciendo que salgas de tu zona de confort.

Seguro que te das cuenta de cosas y algunas te sorprendan, este ejercicio te ayudará a comprenderte y a conocerte, que como hemos dicho anteriormente, es el primer paso para llegar a una buena autoestima.

Y recuerda, Lo más importante es que si tú quieres, puedes llegar a tener una

“sana y equilibrada autoestima”.

Puedes ponerte en contacto conmigo por teléfono, a través de Whatsapp, o rellenando el formulario de contacto que encontrarás en esta web.


Puedes solicitar una sesión informativa gratuita sin compromiso, de 15 min. vía Online.

Silvia Ochoa Telf./Whatsapp 691 07 81 18

Contacta Ahora por Whatsapp

0